Asma

Asma

¿Qué es el asma?

El asma se define como una enfermedad crónica que puede ser leve, moderada o grave y según las circunstancias, puede poner en riesgo la vida del paciente. La obstrucción de las vías aéreas se da por una irritación y posterior inflamación de los tejidos de las mismas, achicando como consecuencia, el diámetro de los conductos aéreos (por engrosamiento) y sumado al mucus que existe en esas zonas, puede darse la obstrucción total. Normalmente las reacciones alérgicas y de irritación en el paciente sin asma, suceden, pero no al punto de obstruir el paso del aire. El moco tiene una función protectora, pero con el engrosamiento de las paredes y la densidad del mismo frente a un ataque agudo de asma, el paciente puede perder la capacidad de llenar los pulmones de aire.
No sólo las sustancias extrañas que inhalamos pueden generar ataques de asma, sino también estados emocionales intensos y descontrolados que llevan a una agitación e hiperventilación, conocidos como ataques de pánico. El asma puede manifestarse en dichos pacientes y la raíz del hecho, es puramente emocional.

¿Cuál es el tratamiento convencional del Asma?

El asma es un proceso crónico, con manifestaciones agudas, debido a irritación por humo o alergias a diferentes sustancias. Debido a la inflamación exagerada de los bronquios, se recetan broncodilatadores conocidos como “puf” o inhalador. A su vez también, al ser crónico, se recetan corticoides, que mantienen la reducción de la respuesta inflamatoria exagerada. El tratamiento del asma es de por vida y en muy pocos casos, se puede suspender su tratamiento.

¿Cómo actual el Cannabis medicinal en el Asma?

El principal beneficio del tratamiento con cannabis para asma son las propiedades antiinflamatorias. El cannabis desincentiva la inflamación y la apertura de los conductos del sistema respiratorio, reduciendo la tos y la sensación de falta de aire. Es aconsejable no fumar ni tabaco ni cannabis, por la irritación que genera el humo de la combustión en los bronquios. Sin embargo, si el cannabis se vaporizara, los efectos irritantes son mínimos. Aún así, a pacientes con EPOC (enfermedad obstructiva crónica), no se les recomienda ningún tipo de irritación en lo absoluto, pero como ya sabemos, podemos obtener los beneficios del cannabis medicinal mediante otras vías de administración, como los son las gotas sublinguales.

Como sabemos, el CDB es eficaz para reducir la inflamación y en pacientes asmáticos, esto toma vital importancia. El CDB reduce la producción de citocinas proinflamatorias y quimiocinas y puede conducir a una reducción de la secreción mucosa, uno de los principales síntomas del asma.

El mecanismo por el cual el cannabis medicinal es efectivo contra el asma, sigue en estudio y no está del todo dilucidado, ya que presenta un comportamiento dual. Si el músculo liso del pulmón se contrae por la acción de una sustancia irritante (la capsaicina), el endocannabinoide lo relaja, e inhibe intensamente la tos. Pero si se bloquea la constricción por otros mecanismos, la anandamida puede generar un efecto para nada benéfico como episodios de espasmo y tos.

Conclusión.

Gracias a las capacidades antiinflamatorias y moduladoras del cannabis medicinal, mediante su acción en el sistema endocannabinoide, podemos combatir  enfermedades proinflamatorias. Los pacientes con asma encuentran un alivio no sólo de sus síntomas a largo plazo, sino que obtienen más beneficios, asociados al uso de ésta terapia como una relajación mental y alivio de los síntomas asociados a la obstrucción aérea y emocionales.

Compartir

Cerrar menú