TEA – Espectro Autista

TEA – Espectro Autista

¿Qué son los Trastornos del Espectro Autista?

Actualmente, el diagnóstico de TEA incluye muchas afecciones que solían diagnosticarse por separado e incluyen el trastorno autista, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera (PDD-NOS, por sus siglas en inglés) y el síndrome de Asperger. Hoy en día, a todas estas afecciones se las denomina trastornos del espectro autista (TEA).

A menudo, no hay indicios en el aspecto de las personas con TEA que los diferencien de otras personas, pero es posible que se comuniquen, interactúen, se comporten y aprendan de maneras distintas a otras personas. Las capacidades de aprendizaje, pensamiento y resolución de problemas de las personas con TEA pueden variar, hay desde personas con muy altos niveles de capacidad y otras que tienen muchas dificultades.

¿Existe algún tipo de tratamiento para los TEA?

No existen medicamentos que puedan curar los TEA ni tratar los síntomas principales. Sin embargo, existen medicamentos que pueden ayudar a algunas personas que tienen un TEA a desenvolverse mejor.
Es posible que los medicamentos no afecten a todos los niños de la misma manera. Es importante trabajar con un profesional de atención médica que tenga experiencia en el tratamiento de niños con TEA. Madres, padres/tutores y profesionales de atención médica deben vigilar de cerca el progreso y las reacciones del niño mientras toma los medicamentos para asegurarse de que cualquier efecto secundario del tratamiento no supere los beneficios.

¿Cuál es el rol del Cannabis Medicinal en los TEA?

El Cannabidiol o CBD, se muestra como un cannabinoide muy interesante para intervenir en el TEA. Sus mecanismos de acción son diferentes a los del THC (Tetrahidrocannabinol). Es el THC el cannabinoide que actúa a través de estos 2 receptores, CB1 y CB2. Todos estos receptores los encontramos también en el sistema nervioso central (SNC).

El efecto que nos aporta el CBD es muy curioso, ya que en algunos casos, muchxs niñxs tienen conductas agresivas y se autolesionan, por lo que el efecto podríamos decir «normalizador de la conducta» o “regulador de la conducta” es muy efectivo, ya que no hay signos de sedación, el estado de alerta es correcto y se mantiene sin problemas. Aunque se insiste en que siempre hay que valorar al paciente como un individuo único y que las dosis para el tratamiento son únicas en cada persona.

Hay pacientes que adquieren habilidades que habían perdido o nunca habían conseguido como por ejemplo vestirse solos, interactuar con dispositivos, atención a la música, atención al entorno cuando pasean, rehúyen menos el contacto físico, mejora la expresión facial y se mantiene el contacto visual. Estos pequeños cambios, representan para las familias un gran paso y surgen nuevas expectativas razonables, que antes no existían.

Todavía carecemos de ensayos clínicos que nos puedan aportar definitivamente datos necesarios sobre su efectividad en el TEA. Tampoco tenemos estudios sobre el uso prolongado de CBD, sobre su uso a medio y largo plazo, y las posibles consecuencias no deseables. Pero por el momento el CBD se muestra seguro y muy poco tóxico, de hecho, no conocemos la dosis máxima todavía.

Sabemos, que ambos cannabinoides pueden ser efectivos en casos de TEA pero tenemos que establecer qué tratamientos son los más efectivos, en relación con el ratio o proporción THC/CBD que debemos usar.

Conclusión.

Los TEA suelen afectar el buen desarrollo del niñx y su posterior inserción en la sociedad. Con el uso del Cannabis medicinal se encuentra una posible solución, por haber demostrado ser útil y efectivo en aliviar las conductas erráticas de dichos pacientes. Tenemos muchísima información sobre cannabinoides, pero poco de su aplicación en TEA. Lo cierto es que hay familias que no pueden darse el lujo de esperar y deciden probar con este tratamiento en donde muchas veces encuentran una vía para tratar diferentes conductas del TEA sin o casi nulos efectos secundarios no deseados.

Compartir

Cerrar menú