Enfermedad de Huntington

Enfermedad de Huntington

¿Qué es la enfermedad de Huntington?

La enfermedad de Huntington es una enfermedad hereditaria, degenerativa y crónica que resulta en el desgaste de las células en algunas áreas del cerebro. Estas alteraciones en el cerebro provocan movimientos incontrolados, pérdida de la capacidad intelectual y trastornos emocionales en los afectados. Es causada por un cambio en un gen y el tratamiento se basa en los síntomas presentes en cada persona y puede incluir varias medicaciones.

Las personas con la enfermedad de Huntington muy a menudo viven muchos años después del inicio de la enfermedad. Los síntomas suelen aparecer entre las edades de 35 y 44 años.

¿Cannabis Medicinal como tratamiento de la Enfermedad de Huntington?

Se observo en los enfermos que un grupo específico de neuronas eras desgastadas en la EH. Se comprobó que en ellas se expresa de una manera mayoritaria el receptor CB1 y que al avanzar la enfermedad una falta de estos receptores afecta a su función. La función de estas es el control del movimiento y la cognición, entre otros, que son las principales manifestaciones de la enfermedad.

El tratamiento con Cannabis medicinal no apunta a curar la enfermedad, sino que, en base a un diagnóstico oportuno y precoz, se puede frenar el avance de la EH mediante la cualidad neuroprotectora del Sistema Endocannabinoide en el cerebro. Los tratamientos no están libres de efectos adversos y una variabilidad biológica, es decir, como varía el efecto del cannabis en cada paciente. Debido a que cada paciente es único, también lo es su tratamiento.

Aun así, el cannabis más allá de tener una función específica en retrasar el avance de la enfermedad, también posee bondades que son aprovechadas por los usuarios tanto como para aminorar la ansiedad causada por padecer dicha enfermedad así como también una herramienta para sobrellevar sus circunstancias.

Conclusión.

A pesar de ser globalmente seguros y bien tolerados, no se ha evidenciado todavía actividad neuroprotectora en humanos. Esta discrepancia entre la investigación básica y clínica puede deberse a factores tales como las sustanciales diferencias biológicas entre los modelos animales y el humano, así como al inadecuado diseño de los ensayos clínicos, que se han encaminado hasta ahora a evaluar seguridad más que eficacia.

La seguridad y tolerabilidad de los cannabinoides genera una utilización y automedicación de lxs pacientes que buscan calmar sus síntomas, aun así, se debería impulsar futuros estudios más exhaustivos para evaluar si pueden ser empleados como agentes terapéuticos para el tratamiento de esta enfermedad tan agresiva.

Compartir

Cerrar menú