Síndrome de Abstinencia

Síndrome de Abstinencia

¿Qué es el Síndrome de Abstinencia?

Se trata de una serie de reacciones físicas y psicológicas anormales, que se presentan cuando una persona deja de consumir una sustancia a la cual se ha vuelto dependiente. El ejemplo más conocido son las drogas duras como la heroína, la cocaína y la morfina, nicotina, entre otros. Para que una persona manifieste los síntomas del síndrome de abstinencia debe tener un consumo sostenido de dicha sustancia en el tiempo. Algunas de ellas, como por ejemplo la heroína, generan tolerancia muy rápidamente y la siguiente dosis va a ser indefectiblemente más alta para poder producir el mismo efecto. Dicho ejemplo produce un tipo de dependencia farmacológica.

Pero por otro lado, el alcohol genera un tipo de dependencia diferente denominada metabólica. En este escenario nuestro hígado produce enzimas que metabolizan el alcohol y cuanta más cantidad se consuma en el tiempo, más enzima habrá, entonces si por ejemplo hace 3 meses el paciente consumía 2 botellas de cerveza por día, cuando tome 1, el alcohol será rápidamente metabolizado y no alcanzará el estado de embriaguez y por esto mismo, aumenta el consumo.

En el ejemplo del alcohol se da una situación conocida como Delirium tremens en la cual el paciente presenta manifestaciones del síndrome de abstinencia que pueden ser mortales.

¿Qué síntomas genera el Síndrome de Abstinencia?

Los síntomas que se pueden presentar varían mucho y dependerán del tipo, cantidad y tiempo que se lleva abusando de esta. También varían según factores personales como edad, peso, y características fisiológicas específicas de cada individuo.
Entre las más comunes se pueden observar:

Insomnio
• Dolores de huesos
• Fiebre
• Cambios de humor
• Perdida del apetito
• Vomito o diarrea
Ansiedad
• Frustración
• Dolores de cabeza
• Fatiga
• Pesadillas
• Sudoración elevada
• Nerviosismo
Depresión

¿Cuál es el rol del Cannabis Medicinal en el Síndrome de Abstinencia?

En lo que puede ayudar el cannabis medicinal es en la alteración del comportamiento del adicto, desregulando la atención por anticiparse a la recompensa y lo que es muy importante: entendiendo que la adicción no es una enfermedad sino una situación en el cual se ve afectado el comportamiento del individuo dependiendo las circunstancias por las que atraviesa.
El CBD (Cannabidiol) se ha mostrado eficaz, pareciera como que atenuara el efecto de las circunstancias que vive el adicto, desplazando el craving o la necesidad de consumir. De confirmarse esta eficacia en futuros estudios clínicos, tendríamos entre manos un tratamiento que por fin ha roto con la idea equivocada de considerar a la adicción como enfermedad, confirmando que su uso y su efecto es sobre el comportamiento y no sobre una eventual enfermedad cerebral.

Conclusión.

Es el comportamiento lo que hay que modificar más que el efecto de alguna droga en el organismo. El cannabis permite un gran margen de seguridad y mientras la evidencia científica clínica aguarda, las estadísticas son positivas demostrando que con una buena terapia con cannabis, desciende la tasa del consumo de sustancias.
Es importante no esperar en el cannabis una solución milagrosa, sino tomarlo como una herramienta muy versátil que puede tratar las adicciones. Recordá siempre consultar a un profesional preparadx en terapia de cannabis para que te recomiende o te recete el aceite de cannabis indicado para tu tratamiento.

Compartir

Cerrar menú